PILATES EN AISLAMIENTO

Hemos escuchado infinidad de veces que toda crisis trae, bajo la manga, la oportunidad. Que hay que hacer limonada y mostrarle al mal tiempo, nuestra mejor cara.

Vivimos una vida tan apresurada que, a menudo, no tenemos chance de procesar con esta mentalidad tan sensata nuestros retos y dificultades. Caemos en mini-crisis constantemente y concentramos todos nuestros esfuerzos tan solo en mantener la cabeza fuera del agua. Sin duda dejamos pasar muchísimas oportunidades; tenemos los ingredientes, pero ¿quién tiene tiempo para hacer limonada?

La práctica del Pilates ha demostrado una y otra vez su increíble capacidad para apoyar al ser humano en situaciones de dificultad. Como algunos saben, Joseph H. Pilates sufrió muchos quebrantos de salud de niño, fue internado en un campo de concentración y trató heridos de guerra. Se cuenta que, gracias a estos ejercicios, ninguno de los internos en el hospital donde él trabajaba y los rehabilitaba sucumbió a la gran pandemia de gripe de 1918. J. Pilates creó su método desde el caos y la necesidad y lo convirtió en un sistema de fortalecimiento, recuperación y equilibrio mental y emocional.

Es momento de concentrarnos en lo que sí podemos hacer, como honrar el sacrificio quienes ponen en riesgo su salud por el bien común. ¿No puedo salir? miro hacia adentro. ¿No puedo comprar? improviso y reutilizo. ¿Me preocupa mi trabajo o mi negocio? aprovecho la pausa para reinventar y me enfoco en hacer lo que sé hacer, mejor que nunca. ¿Me siento agobiado, estresado? practico Pilates a conciencia, de buena calidad, con dirección profesional, desde la seguridad de mi casa.  ¿Limonada? Mucha, con stevia, por favor. 

¿Quieres hacer ejercicios personalizados con una instructora en tiempo real, desde casa? Tenemos varias opciones para ti aquí: https://thepstudio.com/products/selecciona-un-plan-de-tele-pilates-o-yoga-virtual-a-tu-medida?variant=31697654480951